Por Alonso Moreiro para El País.

Henry Stephen, popular intérprete del pop, considerado uno de los pioneros del rock venezolano desde los años 60, ha fallecido víctima de la covid-19 en el Hospital Militar de Caracas a los 79 años. Stephen es recordado, sobre todo, por ser el intérprete de Limón limonero, una pegajosa canción lanzada al mercado en 1968 que se convirtió en un himno intergeneracional en el país, que musicalizó comerciales televisivos por muchos años y que le dio a conocer en el terreno internacional. Limón limonero fue el hit número 1 del verano español aquel año. En 1974, la compañía RCA le premió con un disco de oro por lograr el millón de copias vendidas.

Henry Stephen había nacido en Cabimas, Estado de Zulia, el 15 de julio de 1941. Su padre era natural de la isla de Granada y su madre, oriunda de Trinidad y Tobago. Habían arribado a Venezuela a finales de los años 30 para trabajar en los campos petroleros que entonces explotaba la compañía anglohoandesa Shell.

Formado en la vecina Maracaibo, la segunda ciudad del país, Stephen irrumpió en la escena musical venezolana de los años 60 como vocalista de Los Impala, una popular agrupación que se hizo conocida por grabar algunas versiones en español de The Beatles y de poner de moda otros surcos inscritos en la onda ye-ye. Un par de años más tarde, comenzó a incursionar como solista y se convirtió en uno de los artistas del portafolio de Renny Ottolina, conocido productor y presentador, el zar del espectáculo televisivo venezolano de los años 50 y 60.

Su canción más conocida.

Con el padrinazgo de Ottolina, el músico viajó por primera vez a España en 1967 para participar en el Festival de Montjuic, en el cual obtuvo el segundo lugar. A partir de entonces, Stephen residió en España varios años y participó en programas juveniles, musicales televisivos y conciertos que le ofrecieron, además, la oportunidad de visitar con su música Italia, Alemania, Bélgica y el Reino Unido.

Con el paso del tiempo, siguiendo la orientación del mercado, Stephen abandonó el rock para irse adentrando en el mundo de la balada pop. Bajo el sello RCA, grabó su disco Lord Henry –en la cual está otro de sus éxitos, La nave del olvido– y un poco más adelante puso en las emisoras radiales Te he perdido, balada que es considerada un clásico por la juventud venezolana de finales de años 60 y principios de los 70. En la dinámica ciudad de Caracas de aquel entonces, Stephen compartió escenarios con Aretha Franklin, Miriam Makeeba y Roberta Flack. Stephen, que ya era una personalidad de todos los públicos en Venezuela desde hacía unas tres décadas, participaba ocasionalmente en telenovelas, espectáculos musicales, programas humorísticos, entrevistas y conciertos nostálgicos.

La muerte del autor de Limón limonero ha sido profusamente comentada en la televisión y la radio del país. En varios portales digitales de información y análisis se ha recordado con nostalgia sus éxitos y su influjo, pertenecientes a una era de prosperidad nacional que hoy luce muy lejana y que es invocada con frecuencia. Al mismo tiempo, la plana mayor del chavismo, comenzando por Nicolás Maduro y también Delcy Rodríguez, Jorge Arreaza, Ernesto Villegas, entre otros ministros y jerarcas, ha emitido declaraciones lamentando la muerte de Stephen y enviando condolencias a sus familiares. El ministro de la Defensa de Maduro, Vladimir Padrino López, se sumó a las condolencias públicas y colgó en su cuenta de Twitter un video en el cual aparece Stephen en un acto reciente en el Círculo Militar de Caracas, cantando para un regocijado público compuesto por miembros del Alto Mando y sus familiares.

Artículo completo acá.

Escrito por

El País

El País es un periódico fundado en 1976. Tiene su sede social y redacción central en Madrid. En los últimos datos del Estudio General de Medios, que recoge datos del Q1 de 2020, El País alcanzó 1 004 000 lectores diarios en su edición impresa y ElPais.com es el periódico digital en español más consultado del mundo, alcanzando 18 941 000 lectores únicos.